Camino Ignaciano

El Camino Ignaciano: Su Origen

Cuando el caballero Ignacio de Loiola emprendió el camino de la espiritualidad, en mil quinientos veintidos, tomó la resolución de peregrinar a Jerusalén. La primera una parte de esta peregrinación lo llevó a Manresa, donde continuó once meses, desde mayo de mil quinientos veintidos hasta marzo de mil quinientos veintitres. Recorrió el Camino Real hasta llegar a Barna, donde embarcó en un viaje que le llevaría de peregrino hasta Tierra Santa. Basándose en esa experiencia empezó la escritura del Libro de los Ejercicios Espirituales.

Este recorrido natural, cultural y religioso ofrece la ocasión de vivir una experiencia humana total, descubriendo los pasos de un hombre que cambió la historia e inclusive, para los que lo deseen, siguiendo exactamente el mismo proceso espiritual que hizo.

Cada vez existen más peregrinos que desean emprender el camino que completó San Ignacio, a la busca de una experiencia cultural y espiritual enriquecedora.




Euskadi - País Vasco: Punto de partida del Camino Ignaciano

El punto de inicio del Camino Ignaciano se encuentra en Euskadi. ¿Qué se puede decir de Euskadi - País Vasco en relación al Camino Ignaciano?

Tierra de descubridores, constructores de nuevos mundos, de emprendedores desafiantes. Los vascos han dejado huella en la historia a través de figuras inmortales como Juan Sebastián Elcano, primer marino que dio la vuelta al globo; Urdaneta y Legazpi, vanguardistas en abrir la senda del Pacífico entre México y Filipinas; Juan de Garay, creador de la urbe de Buenos Aires; Ignacio de Loyola, creador de la Compañía de Jesús o bien Francisco de Vitoria, predecesor del Derecho Internacional.

Los macizos montañosos por los que el peregrino va a pasear, con agradables recorridos, verdes bosques y fuertes pendientes, nos darán ocasión de descubrir el secreto de dónde se forjan hombres y mujeres tan resistentes y creativos.


El Camino Ignaciano y su paso por Euskadi. La Ruta Etapa a Etapa


Etapa 1: Loiola - Zumarraga



Km 0: Loyola // Km 2,9: Azkoitia // Km 9,1: Aizpurutxo // Km 17,5: Zumárraga // Siguiendo la ruta GR 120 desde Loyola


Esta primera etapa discurre por el Camino del Urola, vía verde del antiguo Ferrocarril del Urola.

Dejamos atrás el Santuario y la Casa de San Ignacio, por el camino pavimentado que se comienza al lado del parking del santuario y que va paralelo al río, hacia Azkoitia. Bordeamos los jardines del Santuario, que quedan a nuestra izquierda. Siempre y en todo momento de frente, llegamos a Azkoitia y entramos cara la Alameda del Tren, en dirección al río. 

Al llegar al río Urola no lo atravesare,ps, lo proseguimos paralelamente, dejándolo a nuestra derecha. Siempre y en toda circunstancia de frente, la calle se halla con un carril bicicleta que lleva nuevamente a la cercanía del río. Proseguimos con el río a nuestra derecha hasta llegar a una estación de servicio y unas factorías. Al frente, vemos un puente: lo pasamos por debajo y proseguimos recto. Una vez pasado el puente, un camino comienza a nuestra izquierda. Lo tomamos y de esta manera pasamos la factoría IBARMIA que queda a nuestra mano derecha.

Vamos siempre y en todo momento de frente por exactamente el mismo camino. El sendero hace una curva a nuestra derecha en ángulo de noventa grados, mas proseguimos todo recto por una pista secundaria, que pasa bajo un puente. El camino nos lleva a cruzar al tiempo el río y la carretera GI-seiscientos treinta y uno por un puente. Proseguimos siempre y en toda circunstancia de frente y en ochocientos m vamos a regresar a cruzar la carretera. Hallamos los primeros túneles ¡y vamos a hallar considerablemente más!

Siempre y en toda circunstancia de frente por exactamente el mismo camino pavimentado, paralelamente a la carretera, llegamos a un nuevo puente que la cruza un par de veces. Unos metros más allí, un nuevo puente sobre la GI-seiscientos treinta y uno. Proseguimos siempre y en toda circunstancia en exactamente el mismo camino, que vuelve a cruzar la carretera. Pasamos el pueblecito de Aizpurutxo, que queda a nuestra derecha. Siempre y en toda circunstancia de frente, nuestro camino se halla con otro que sube desde la carretera. Nosotros proseguimos de frente, buscando los caminos que prosiguen paralelamente a la carretera y un tanto elevados sobre ella y el río. Más puentes y otro túnel nos aguardan más adelante. Proseguimos de frente y dejamos una cantera a nuestra derecha.

El camino se separa y vamos por la derecha, para ir paralelos a la carretera y al río Urola. Un nuevo túnel y nos aproximamos a unas casas que quedan a nuestra izquierda. Otro túnel y nuestro camino desemboca por último en la carretera GI-seiscientos treinta y uno, que tomamos a nuestra izquierda (ruta paralela), para aproximarnos a la población de Urretxu. Siempre y en todo momento al lado de la carretera, pasamos una depuradora de aguas y siguiendo siempre y en toda circunstancia por el camino paralelo a la carretera, entramos en Urretxu y Zumárraga, tras cruzar el río. Estas 2 poblaciones están separadas solamente por el río Urola. El peregrino hallará alojamiento en las 2 poblaciones.


Etapa 2: Zumarraga - Arantzazu

Km 0: Zumárraga // Km 4,3: Iglesia de Legazpia // Km 7,4: Telleriarte // Km 8,7: Brinkola // Km 10: Embalse // Km 15,9: Puerto de Biozkonia // Km 19,2: Arantzazu

 

 

Se trata de una etapa exigente, particularmente en invierno, que resulta conveniente eludir en el caso de nevada y que atraviesa el puerto de Biozkonia.

La etapa se empieza en la estación de ferrocarril de Zumarraga y discurre al lado de las vías a lo largo de los primeros Km. Pasamos un puente sobre el río Urola. Proseguimos al lado de las vías ferroviarias. En uno con cinco km nuestro camino pavimentado se corta y proseguimos a nuestra derecha, en ángulo recto, para aproximarnos a la carretera GI-dos mil seiscientos treinta. Al llegar a ella, viramos a la izquierda para entrar en la villa de Legazpia. Proseguimos siempre y en todo momento por exactamente la misma calle, llena de factorías y más delante de casas con jardines. Llegamos a un cruce, que tomamos a la derecha, por la calle Nagusia y hacia la iglesia parroquial de Legazpia.

Proseguimos todo de frente por la calle Aizkorri y salimos del pueblo. Hallamos el campo de futbol y pistas deportivas a nuestra derecha. Llegamos a una glorieta que cruzamos y tomamos el camino pavimentado que prosigue paralelo a las vías, siempre y en toda circunstancia a nuestra izquierda. Nuestro camino va entre el río y las vías ferroviarias. Vamos pasando factorías y casas. Siempre y en toda circunstancia de frente, sin cruzar el río en los puentes que hallamos. Siempre y en todo momento de frente.

Llegamos a una zona deportiva, con un bonito “Frontón” para jugar a la “pelota vasca”. Este frontón es especial por tener las paredes de Hierro. Estamos en el parque de Mirandaola, donde a los trabajadores del hierro se les fundió el material que trabajaban y se transformó en una cruz. Este evento prodigioso del mil quinientos ochenta se festeja cada tres de mayo. Un poste nos señala el camino a Telleriarte, a nuestra izquierda. El camino nos lleva hasta la carretera GI-dos mil seiscientos treinta, mas no la tomamos, sino proseguimos el camino pavimentado que comienza a nuestra izquierda y nos dirige al interior de la pequeña población de Telleriarte.

Siempre y en todo momento de frente, vamos siguiendo la carretera pavimentada que va paralela a las vías ferroviarias y que nos lleva a Brinkola. Pasamos bajo el puente que lleva a la estación de ferrocarril. Proseguimos de frente y atravesamos la población por exactamente la misma calle, hasta desembocar en la carretera GI-tres mil quinientos once. Un poste GR-ciento veinte nos señala para subir hasta el embalse de Barrendiola (Barrendiola – Aizkorri). Hay que subir por la carretera hasta el embalse.

Una vez en el embalse, lo cruzamos. Del otro lado comienza un camino de tierra que va bordeando el embalse y lo proseguimos. El camino está marcado por las señales blancas y rojas del GR-ciento veinte. Llegamos a una bifurcación y tomamos la de la derecha, que nos hace subir cara los árboles. El camino se refugia entre los árboles del bosque. Proseguimos siempre y en todo momento las señales del GR-ciento veinte. Llegamos a unas cuadras de ovejas que dejamos a nuestra derecha. Proseguimos subiendo, siguiendo las señales, que nos llevan a hacer zigzag (Z) para superar la cuesta. Los árboles ya se han acabado y en invierno la nieve nos acompaña seguro.

Llegamos al puerto de Biozkornia y el monte Arriurdin (mil doscientos setenta y tres m) nos saluda. Le agradecemos la buena subida que nos ha dado. Un poste nos señala la dirección de Arántzazu. Proseguimos siempre y en todo momento las señales, que en invierno y con la nieve pueden ser un tanto bien difíciles de hallar. El camino está difuminado como es frecuente en la alta montaña. Pasado el puerto, un tanto de reposo y comenzamos el descenso cara el santuario. Nos hallamos con un cobijo de montaña, de forma cilíndrica.

Nos dejamos llevar por el descenso. Si proseguimos el camino de tierra desde el cobijo, vamos a llegar a Arantzazu. De todas y cada una formas, si queremos ir un tanto más veloz y no entregar un rodeo bastante largo, al llegar a una curva de noventa grados a nuestra derecha, proseguimos recto y tomamos el camino (señales GR) que sale hacia una floresta y a unas pocas casas detrás de ella. Al llegar a las casas proseguimos a la derecha, para aproximarnos a otras casas que están a unos ciento cincuenta m y una vez allá, tomamos los caminos que nos van saliendo a nuestra izquierda. Vamos bajando cara Arantzazu, a tan solo 1 km de distancia. Proseguimos siempre y en toda circunstancia las señales del GR-ciento veinte.


Etapa 3: Arantzazu - Araia

Esta etapa presenta dos opciones:

El Camino del Bosque    Km 0: Arantzazu // Km 5: Refugio de Urbia // Km 16,3: Araia

El Camino Ancho    Km 0: Arantzazu // Km 5: Refugio de Urbia // Km 11,5: Llano de Zumarraundi // Km 17,7: Araia

 

 

Tras visitar el Santuario de Arantzazu, centro espiritual y señalado ejemplo del arte vasco, tomamos las señales rojas y blancas cara Urbia. Vamos a pasar por el sitio en el que la historia de leyenda habla de la aparición de la Virgen de Arantzazu al pastor Rodrigo de Baltzategi

La etapa pasa del territorio de Gipuzkoa a Álava, cruzando transversalmente el Camino de la ciudad de Santiago del interior. A pocos metros de ese cruce podemos visitar el conocido como Paso de San Adrián, un túnel en la roca usado desde la Edad del Bronce y primordial camino entre Europa y el Reino de Castilla a lo largo del siglo XIII. 

El sitio en que nos hallamos es el parque natural de Aizkorri- Aratz, en el que resalta el paisaje de roca caliza. Al pie de las rocas de Aratz está Araia, nuestro destino de esta etapa y donde vamos a poder visitar la ermita románica de San Juan de Amamio y la iglesia de San Pedro.


Etapa 4: Araia - Alda

Km 0: Araia // Km 2,2 Albéniz // Km 3,5: San Román // Km 10,6: Puerto de Entzia // Km 17,1: Puerto Nuevo // Km 19,7: Ullibarri // Km 21,2: Alda

 


La etapa discurre íntegramente por Álava, visitando las localidades de Albeniz y San Román de San Millán, por donde pasaba la vieja calzada romana de Burdeos a Astorga y donde el día de hoy está la N-1. 

Nos aproximamos hasta el puerto de Bikuña donde las laderas de Entzia nos muestran una pasmante masa forestal. Probablemente hallemos puertas para cerrar zonas de pastos de ganado que, naturalmente, vamos a cerrar tras nosotros. Al salir del bosque llegamos hasta la localidad de Ullibarri, donde vamos a poder visitar las ermitas de San Cristóbal y Andra Mari. Desde allá a apenas mil quinientos metros hallamos Alda, donde acabamos la etapa.


Etapa 5: Alda - Genevilla

Km 0: Alda // Km 3,3: San Vicente de Arana // Km 6,8: Oteo // Km 11: Antoñana // Km 13,3: Santa Cruz de Campezo // Km 18: Genevilla

 

 

Estamos en la región de la Montaña Alavesa, que recorreremos hasta la localidad de Santa Cruz de Campezo. La región tiene su joya natural en el Parque Natural de Izki, en el que resalta el robledal marojo mejor preservado de Europa. Vale la pena reservar un cierto tiempo para visitarlo.

Salimos por el camino de tierra que comienza tras las casas al lado del municipio. En el primer cruce tomamos a la izquierda y proseguimos siempre y en todo momento recto hasta llegar a San Vicente. Prestamos singular atención en el enorme poste plantado en un parque justo a la entrada del pueblo: es el “mayo de San Vicente”. Nos dirigimos a la fuente del pueblo y a la iglesia, de finales del s. XVI. Salimos del pueblo por la calle Uriondo, justo tras la iglesia, tomando a la derecha, siguiendo las marcas rojas y blancas del GR doscientos ochenta y dos.

El Camino de los Alaveses prosigue recto por la carretera pavimentada que sale de San Vicente de Arana. Un camino se une por la izquierda, mas proseguimos de frente hacia los campos. Dejamos una granja agrícola a nuestra izquierda y vamos subiendo por el camino bien trazado. El camino termina y tomamos otro que comienza a nuestra izquierda y que se adentra en el bosque. Proseguimos las marcas de un circuito de bicis de montaña que se dirige a Orbiso.

Lo proseguimos siempre y en toda circunstancia de frente sin tomar otros caminos que lo cruzan. Nos dirigimos de forma directa a Orbiso. Atravesamos el pueblo por la Calle Mayor y al final viramos a nuestra derecha y después a la izquierda para tomar la carretera de salida cara Santa Cruz de Campezo.

A doscientos m del pueblo, dejamos la carretera para tomar un camino pavimentado que comienza a nuestra derecha. En la primera bifurcación tomamos a la izquierda. Dejamos una granja agrícola a nuestra derecha y proseguimos de frente siempre y en todo momento por exactamente el mismo camino. Tras unas casas, nos aproximamos a la carretera A-dos mil ciento veintiocho. Tomamos a la izquierda y nos dirigimos a la glorieta de entrada a Santa Cruz. Acá nos hallamos con los peregrinos que vienen de Antoñana.

Entramos en Santa Cruz de Campezo por la calle Alfoz que nos lleva a la Plaza Mayor, cerca de la iglesia de la Asunción y de la calle Yoar. Por allá debemos consultar por la Ruta de la Torca, un camino de tierra que vamos a tomar cara Genevilla. Un poste indicador GR y las habituales señales rojas y blancas nos señalan la dirección a tomar. A unos doscientos metros de Santa Cruz abandonamos este camino ancho, y entramos en otro menos claro que comienza a nuestra derecha. Proseguimos las señales GR sin pérdida, pasando por el bosque. A unos 4 quilómetros y medio y cara la derecha, nos incorporamos a la carretera NA-setecientos cuarenta y tres que nos va a llevar hasta Genevilla.


Etapa 6: Genevilla - Laguardia

Km 0: Genevilla // Km 2,5:Cabredo // Km 8,7 Lapoblación // Km 15,5 Kripan // Km 27: Laguardia

 

 

Terminadas las etapas más duras, el tramo de el día de hoy nos deja pasar de un paisaje dominado por el cultivo de cereal, atravesar el tupido bosque de la sierra de Cantabria, que resguarda la zona de los vientos del Norte y por último los viñedos de Rioja Alavesa, cuya orientación Sur les proporciona la enorme calidad de los vinos locales.

Salimos de Genevilla en dirección al puerto de Cabredo. Tomamos un camino de tierra que va directo a Cabredo y que va paralelo a la carretera pavimentada. De la plaza mayor, pasando al lado de la iglesia, tomamos a la derecha y después a la izquierda, para entrar en un camino de tierra bien definido. Proseguimos de frente este camino hasta llegar a Cabredo, siguiendo las señales colorado-blanco que nos marca la GR-1.

A 1 km de Cabredo, atención al poste de señal dirección a Marañon: debemos proseguir el camino por la derecha y dejamos el de la izquierda. Proseguimos por el camino que desciende en un instante y salimos a campo abierto.

Frente a Marañón cogemos el camino que camino que sube hacia el collado que nos lleva a Lapoblación. 

Ya saliendo del pueblo, nos dirigimos cara una granja agrícola bastante grande mas no entramos por su camino sino tomamos otro a nuestra derecha. Podemos reconocer el camino adecuado por el hecho de que tiene bancos de piedra a fin de que la gente se siente. No tenemos que dejar ese camino que va subiendo cara una cantera de piedras con buena vista del valle. Seguimos hacia KripanNos dirigimos al centro y al llegar al municipio viramos a nuestra derecha para pasar al lado de la iglesia. Vamos hasta tras la iglesia y tomamos de frente por la carretera pavimentada que se distancia del pueblo. 

Desde aquí hasta Laguardia donde finalizamos esta primera parte del Camino Ignaciano.


 

 



¿Quieres que te diseñemos tu viaje a medida?

Cuéntanos cémo lo quieres

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies